Saramago...

Anoche me soñé en un libro. Platiqué con Cipriano y con Marta Algor. Sentí el vaho, el pelambre y la mirada de Encontrado. Salí al patio, vi el horno y el moral. Ni Isaura Estudiosa/Madruga ni Marcial Gacho andaban por ahí. Lástima, otra vez será..

Páginas